Trappist

Mostrando 1–12 de 16 resultados

Mostrando 1–12 de 16 resultados

Cervezas trapistas o trapenses: Definición

Una cerveza trapense es la cerveza elaborada por o bajo la supervisión de monjes dentro de los muros de una abadía benedictina. Suena simple, ¿verdad?

El término «cerveza trapense» puede ser un poco confuso, ya que todas las cervezas trapense son de abadía, pero no todas las cervezas de abadía son trapenses. El término viene de La Trappe, que se encuentra en Normandía. Aquí es donde todo comenzó. En todo el mundo hay 170 monasterios trapenses, pero 14 son cervecerías trapenses. Una cerveza trapense se reconoce por la etiqueta «Producto Auténtico Trapense» y sólo puede usar el nombre de trapense si la cerveza se elabora en un monasterio trapense bajo la supervisión de monjes de la orden cisterciense. La orden cisterciense, es una rama de los benedictinos que siguen la regla de San Benito. Otro requisito clave para una cerveza trapense es que todos los ingresos se destinen a la manutención de los monjes y al mantenimiento del monasterio, así como a buenas causas. Se les prohíbe sacar provecho de la cerveza.

Sello auténtica cerveza trapense

Cerveza trapense: Bélgica
Hay un total de 14 cervecerías trapenses en todo el mundo, todas ellas son miembros de la Asociación Internacional Trapense. En sus cervecerías bien equipadas elaboran y venden sus propias cervezas, las tecnologías cerveceras de alta calidad garantizan la calidad por la que son famosas. Bélgica cuenta con al menos seis de ellas. En las Ardenas belgas se encuentran los monasterios trapenses y las cervecerías de Rochefort y Chimay. En la provincia de Luxemburgo está la abadía de Notre-Dame d’Orval, donde se elabora la cerveza de Orval. La casa de Westmalle está situada a unos 20 kilómetros de Amberes y para un trapense de Westvleteren se puede visitar un pueblo del mismo nombre en Flandes Occidental. Justo al otro lado de la frontera holandesa con Bélgica puede disfrutar de un Achel Blonde o Brown en Achelse Kluis.

Westvleteren
Westvleteren, fundada en 1838, es una cervecera belga, famosa por la cerveza trapense más conocida. Westvleteren tiene 4 cervezas trapenses pero ninguna tan famosa como Westvleteren 12, ¡considerada a menudo como la mejor cerveza del mundo! Los monjes no siempre pueden satisfacer la demanda ya que han elegido mantener la cervecería a pequeña escala. Esta cerveza no se vende en tiendas ni está disponible en restaurantes y bares, oficialmente, sólo está disponible en la propia abadía o en el café de enfrente. La cerveza debe ser reservada con antelación por teléfono y el número de cajas se limita a una o dos por coche. A pesar de esto, estas cervezas están encontrando lentamente su camino en pequeñas tiendas de cerveza y bares.

Cerveza trapense: Los Países Bajos
La Trappe fue la primera cerveza trapense holandesa. Los trapenses que llegaron a Berkel-Enschot en 1881 comenzaron a elaborar cerveza trapense en 1884. La segunda cervecería trapense holandesa es Zundert, situada en el pueblo del mismo nombre. Los monjes elaboran un solo tipo de cerveza bajo el nombre de Zundert.

Otras
Además de los países bajos, hay otras tres cervecerías trapenses. En Engelhartszell an der Donau, en Austria, la cervecería Stift Engelszell elabora cerveza trapense desde 2012. La única trapista fuera de Europa es la de Spencer (Massachusetts, América), donde los monjes de la Abadía de San José elaboran cerveza desde 2013.

El miembro más reciente de la «Asociación Internacional Trapense» es de Roma. Fue reconocida oficialmente en 2015.

Cerveza trapense: Reino Unido, un caso especial
La Abadía del Monte San Bernardo en Leicestershire, la única cervecería trapense del Reino Unido, se estableció hace sólo un año. Es una de las 14 únicas en el mundo a la que se le permite referirse como una cervecería trapense.

Los monjes del Monte San Bernardo han dependido históricamente del cultivo de la tierra. Los cistercienses siempre han sido agricultores y se han ganado la vida con el trabajo de sus manos. Sin embargo, se hizo cada vez más evidente que la agricultura ya no era una fuente de ingresos viable para mantener su vida monástica. El desarrollo de la agricultura moderna y el precio constantemente bajo de la leche, hizo muy difícil operar la granja lechera de manera rentable. Por lo tanto, en 2017-2018 el refectorio y la lavandería se trasladaron para dar cabida a la tecnología cervecera más avanzada. Los cistercienses valoran la simplicidad, por lo que la producción se mantuvo a pequeña escala, lo suficiente para cubrir los gastos y continuar con sus compromisos caritativos.

La cerveza lleva el nombre del lugar donde se encuentra la abadía, «Tynt Meadow». Era importante para los monjes producir una cerveza de tradición trapense pero con claras características inglesas. Tynt Meadow, una cerveza oscura, se elabora con lúpulo inglés, cebada y levadura de cepa inglesa.