Trigo-wheat

Mostrando todos los resultados 8

Mostrando todos los resultados 8

Este estilo de cerveza se originó en Baviera, Alemania. Una cerveza de trigo puede ser de color blanco, dorada u oscura. Se caracteriza por un sabor y un aroma complejos con notas afrutadas.

Hay muchas referencias a la cerveza de trigo en la historia de Alemania, de hecho la evidencia de la fermentación del trigo en Baviera se remonta al 800 a.C. Sin embargo, es a partir del siglo XVI cuando hizo una aparición más sustancial. Con el paso del tiempo, a partir del siglo XIX, comenzó la elaboración de cervezas de fermentación baja y el uso del lúpulo irrumpió, de modo que la cerveza de trigo cayó en desgracia hasta los años 60 del pasado siglo.

Hay diferentes clases de cerveza de trigo:

  1. La Weissbier (Weißbier) es una cerveza bávara especial en la que una parte no significativa de la cebada malteada se sustituye por un cereal diferente: el trigo malteado. Las Weissbier son fermentadas al máximo como lo exige la ley alemana de pureza, y se añaden cepas especializadas de levadura para producir las notas de plátano, clavo y manzana que son comunes al estilo. También hay subcategorías de la Weissbier.
      • Por ejemplo, el tipo más común de Weissbier en los EE.UU. es el Hefeweizen (vulgarmente conocido como «Hefe»). En la Hefewiezen, la levadura no se filtrada y crea una gruesa y blanca apariencia nublada.
      • En Baviera es popular la Dunkelweizen . Esta cerveza se elabora con maltas muy oscuras y da una cerveza muy oscura.
      • La Kristallweiss, en el otro extremo del espectro, está muy filtrada y da una cerveza muy clara.
      • La Weizenbock es una bebida fuerte que se disfruta durante los fríos meses de invierno
    1. La Witbier (cerveza blanca) es muy similar a la Weissbier pero se elabora principalmente en Bélgica. También es una cerveza de fermentación alta y se sirve generalmente sin filtrar, dejando la levadura en semisuspensión, lo que le da un aspecto turbio o nebuloso. Además usan trigo sin maltear y dan como resultado v¡cervezas con más cuerpo. La principal diferencia entre la Weissbier y la Witbier es una causalidad del Reinheitsgebot que dicta, en Alemania, que ningún otro ingrediente que no sea agua, cebada y lúpulo puede entrar en la elaboración de una cerveza (la levadura era un subproducto natural y no se sabía que formaba parte del proceso hasta el siglo XIX, por lo que no se incluyó en el texto original de la ley). Una ley similar existía en la Francia del siglo XIV (Bélgica era entonces un territorio francés) que prohibía el uso del lúpulo en la cerveza. Por lo tanto, los belgas tuvieron que experimentar con ingredientes distintos del lúpulo. El Witbier moderno desciende de esos experimentos y reemplaza el lúpulo por el gruit – una mezcla de cilantro, naranja, lúpulo y naranja amarga – resultando una cerveza mucho menos lupulada y ligeramente más afrutada. Como es una cerveza sin filtrar y de alta fermentación, continúa fermentando después de ser embotellada.
    2. La Berliner Weisse es una cerveza agria (Sour) de alrededor del 3% de ABV. En el siglo XIX, esta cerveza turbia era la bebida alcohólica más popular en Berlín y se estima que casi 700 cervecerías en Berlín la producían. Desde entonces, ese número se ha reducido. El nombre está protegido, por lo que una verdadera Weisse berlinesa es la que se fabrica en Berlín. Sin embargo, la protección sólo se extiende a Alemania, por lo que puedes encontrar un Berliner Weisse producida  en otras partes del mundo.
    3. El último tipo de cerveza de trigo es la Lambic, que es un tipo de cerveza muy distintivo que se elabora en la región de Pajottenland en Bélgica. La mayoría de las cervezas se fermentan utilizando levaduras cuidadosamente cultivadas e introduciéndolas cuidadosamente en el proceso. La Lambic, sin embargo, se produce a través de una fermentación espontánea exponiendo la cerveza a levaduras silvestres y bacterias nativas del valle del Sena. Este proceso tan distintivo y poco usual le da a la cerveza un sabor seco, a sidra, casi como el del vino, con un final ligeramente ácido. La mayoría de las Lambics modernas pasan por una segunda fermentación antes de ser embotellados y se les añaden fruta y pulpa de fruta.